Simplicity


Amé la producción de revista Schön por su simpleza, por lo andrógino y, a su vez, por su aura super femenina. El Item, el tapado oversize Valentino, las bermudas de Stella Mccartney, el abrigo de Lanvin y los zapatos de Carven.

SchonMagazine-julio valentino

SchonMagazine-julio gucci stella carven

SchonMagazine-julio3 lanvin

SchonMagazine-julio2 gucci stellaPh:Schön! Magazine

Anuncios

Todo concluye al fin…


De a poco la locura del Fashion Week va cediendo y el mundo vuelve a la normalidad. Cantidad de desfiles, primeras filas repletas de editoras y celebrities que retoman su vida, disminuye el tráfico en las calles y los bloggers con sus cámaras vuelven al acecho de nuevas presas.  La vida retoma su curso.

A continuación una segunda entrega de sólo algunos de los desfiles que disfruté.

Balmain. Tal como comparte Style.com, esta nueva colección fue inspirada en Cuba al tomar sus pisos de mosaico y sillas de mimbre como principal referencia.

Bottega Veneta.  Vestidos a la rodilla, flores como estampados, transparencias que dejan ver más flores, cortes super ceñidos y otros llenos de movimiento.

Celine. Líneas simples, una paleta de básicos y cortes que remiten a lo oriental.

Chanel. Blanco y negro, perlas, clásicos de la marca que siempre estarán. La colección incluye siluetas al cuerpo y otras no tanto. Algunas prendas más limpias y otras que combinan transparencias, plumas y color.

Chanel. Vestidos con mangas y cuello, en blanco y negro o color, en línea A, rectos o marcando la cintura, todo vale.

Chloe. Vestidos ultra femeninos en blanco y rosa con volados o plisados. Asimetría en las mangas.

Jil Sander. Mucho blanco. Las piernas se cubren hasta la rodilla. Gran combinación del burgundy con el colorado.

Kenzo. Aire de safari en sus monos, estampas y colores. Fascinante pantalón y remera con recortes.

Kenzo. Saliendo de Africa y entrando en la ciudad aparecen los colores en su máxima potencia.

Lanvin.  Asimetría y cortes que realzan la silueta. Colores combinados a la perfección.

Lanvin. Hombreras al estilo Supersónicos, drapeados y sastrería impecable.

Louis Vuitton. Pasadas de a dos generaron este efecto de estampados en espejo.

Louis Vuitton. Estampas y blanco en vestidos sixties.

Louis Vuitton. El gran final.

Marchesa. Detalles que hacen la diferencia.

Marni. Verde inglés, marfil y géneros con estampas combinadas en polleras, shorts y pantalones. Simpleza que gusta. Imperdibles los anteojos del primer look.

Saint Laurent. Con sombrero y capa a lo Don Juan de Marco la marca sorprendió. Pantalones de cuero, blusas y vestidos con volados y transparencias.

Stella McCartney. Estallido de color en los vestidos , blanco y negro para camisas y polleras.

Valentino. Clásicamente femenino. Encajes y transparencias; blanco, negro y nuevamente borgoña. Mangas en la mayoría de sus diseños. 

Ph: style.com

Coincidencias (¿?): zapato de Valentino


Podría hablar de una nueva sección, que busca (sin buscar), aquellas “coincidencias” en el mundo de la moda. Algunas veces supongo que serán reales casualidad, pero otras tantas son simplemente copias de una idea original.

Inaugura este segmento uno de los zapatos más usados durante el invierno en el otro lado del mundo: un Valentino con tachas (viene en chatita y con taco). Al lado, la versión argentina -con taco- de la casa Justa Osadía.

Valentino vs. Justa Osadia. ¿Coincidencia?