Todo concluye al fin…


De a poco la locura del Fashion Week va cediendo y el mundo vuelve a la normalidad. Cantidad de desfiles, primeras filas repletas de editoras y celebrities que retoman su vida, disminuye el tráfico en las calles y los bloggers con sus cámaras vuelven al acecho de nuevas presas.  La vida retoma su curso.

A continuación una segunda entrega de sólo algunos de los desfiles que disfruté.

Balmain. Tal como comparte Style.com, esta nueva colección fue inspirada en Cuba al tomar sus pisos de mosaico y sillas de mimbre como principal referencia.

Bottega Veneta.  Vestidos a la rodilla, flores como estampados, transparencias que dejan ver más flores, cortes super ceñidos y otros llenos de movimiento.

Celine. Líneas simples, una paleta de básicos y cortes que remiten a lo oriental.

Chanel. Blanco y negro, perlas, clásicos de la marca que siempre estarán. La colección incluye siluetas al cuerpo y otras no tanto. Algunas prendas más limpias y otras que combinan transparencias, plumas y color.

Chanel. Vestidos con mangas y cuello, en blanco y negro o color, en línea A, rectos o marcando la cintura, todo vale.

Chloe. Vestidos ultra femeninos en blanco y rosa con volados o plisados. Asimetría en las mangas.

Jil Sander. Mucho blanco. Las piernas se cubren hasta la rodilla. Gran combinación del burgundy con el colorado.

Kenzo. Aire de safari en sus monos, estampas y colores. Fascinante pantalón y remera con recortes.

Kenzo. Saliendo de Africa y entrando en la ciudad aparecen los colores en su máxima potencia.

Lanvin.  Asimetría y cortes que realzan la silueta. Colores combinados a la perfección.

Lanvin. Hombreras al estilo Supersónicos, drapeados y sastrería impecable.

Louis Vuitton. Pasadas de a dos generaron este efecto de estampados en espejo.

Louis Vuitton. Estampas y blanco en vestidos sixties.

Louis Vuitton. El gran final.

Marchesa. Detalles que hacen la diferencia.

Marni. Verde inglés, marfil y géneros con estampas combinadas en polleras, shorts y pantalones. Simpleza que gusta. Imperdibles los anteojos del primer look.

Saint Laurent. Con sombrero y capa a lo Don Juan de Marco la marca sorprendió. Pantalones de cuero, blusas y vestidos con volados y transparencias.

Stella McCartney. Estallido de color en los vestidos , blanco y negro para camisas y polleras.

Valentino. Clásicamente femenino. Encajes y transparencias; blanco, negro y nuevamente borgoña. Mangas en la mayoría de sus diseños. 

Ph: style.com

Ciudades invadidas por la moda


Los ya famosos Fashion Week comenzaron en las principales ciudades del mundo. Cada una albergó lo mejor de la industria y todas mostraron lo que se viene para el verano 2013. En este post sólo algunos de los desfiles.

Marc by Marc Jacobs. Mix de estampas y polleras apenas sobre la rodilla.

Marc by Marc Jacobs.  Pantalones al tobillo y amplios, camisas en tonos claros y pañuelos por doquier.

Michael Kors. Colorados, amarillos y negros, fueron algunos de los protagonistas en la paleta de la marca. Cortes simétricos, rectos y simples en vestidos, pantalones y camisas.

Diane Von Furstenberg. Una de las diseñadoras que más color presentó en su colección. Polleras cortísimas, camisas y blazers de escotes profundos, acompañan las túnicas y pantalones de la temporada.

Marc Jacobs. Rayas: verticales, horizontales, delgadas y no tanto, en negro o en color, pero rayas al fin. Polleras que pasan la rodilla y camisas que revelan el abdomen.

Moschino. Color por todas partes, en pantalones, chaquetas, shorts y vestidos. Divinos los baúles combinados con marrón.

Helmut Lang. Moderna comodidad. Mucho blanco, naranja y transparencias. Impecables pantalones y blazers.